miércoles, 26 de octubre de 2011

AMY WINEHOUSE MURIÓ POR BEBER DEMASIADO ALCOHOL

coveralia.com

Tres meses después de su muerte (falleció el pasado 23 de julio) ya sabemos qué acabó con su vida. La cantante murió al ingerir cinco veces más alcohol de lo permitido para conducir en el Reino Unido.

Según el diario El País, Suzanne Greenway, la responsable de la investigación judicial, asegura que la noche que Winehouse falleció llevaba tres semanas sin beber ni tomar drogas y el consumo de esa cantidad de alcohol tras varias semanas de abstinencia provocó su muerte accidental (junto a su cuerpo encontraron tres botellas de Vodka).

Mucho se había especulado con el fallecimiento de la artista. Incluso se había barajado la hipótesis del suicidio, que ahora queda descartada.