miércoles, 8 de febrero de 2012

A KIM KARDASHIAN SE LE COMPLICAN LAS COSAS EN SU DIVORCIO

zimbio.com

Kris Humphries, el jugador de basket que un día le sirvió de juguete enamoró a Kim Kardashian, está dispuesto a denunciar el modus operandi de los reality shows. Según el portal TMZ.com, el deportista y su abogado quieren demostrar que el programa de Kim y su familia es una farsa y que ella se casó con él por la audiencia y la pasta.

Bueno, ni que decir tiene que en mi opinión este tío sabía perfectamente donde se metía, lo que pasa que sólo le dejaron embolsarse millones durante 72 días (lo que duró el matrimonio) y eso hace pupita.

No sé si alguno de vosotros ha visto Keeping Up With The Kardashians o sus spin-off, pero desde luego hay que tener muy pocas luces para no darse cuenta de que todo está guionizado, desde los 'buenos días' hasta la forma de freír un huevo.

Pobre Kim, con tanto tiempo libre y tanto dinero, es normal que la chica haga cosas para matar el aburrimiento. Unos aprenden a hacer punto de cruz y otros se casan. 


Me da pena que la pareja se haya ido al traste; Kris habría tenido unos suegros de lo más peculiares. Por un lado, Bruce Jenner, el señor que poco a poco se va transformando en señora, y por otro, Kris Jenner, la mujer a la que su piel le brilla más que el parqué de mi casa y cuya cabeza parece haber sido incrustada en su cuello como la de una Barbie.


 lisamarksmedia.com

No hay comentarios: