viernes, 2 de marzo de 2012

BRITNEY SPEARS LLEGA A UN ACUERDO EN LA DEMANDA POR ACOSO SEXUAL


La cantante ha puesto punto y final a una historia que comenzó en 2010, año en el que su ex guardaespaldas, Fernando Flores, la denunció por acoso sexual.

Según este muchacho, que trabajó con ella nada y menos, Spears se insinuaba e incluso se paseaba en bolas delante de él. Y ahí no acaba la cosa. Cuentan que la acusó también de lavarse poco, de tirarse pedos constantemente y de hurgarse la nariz a cada minuto. El titular podría ser: Fernando Flores: 'Britney Spears es cochina en todos los sentidos'.

dailymail.co.uk


Según la web TMZ.com, la cantante se ha reunido con un mediador privado y parece haber llegado a un acuerdo con su ex empleado. No se sabe si habrá tenido que pagarle algo o no porque la información es confidencial, pero desde luego se ha quitado un peso de encima. ¿O es él el que ya puede respirar tranquilo? De ser ciertas tales acusaciones, no hay dinero que pague el tiempo vivido dentro de una nube tóxica provocada por las flatulencias de la señorita Spears.

Ahora en serio. Pobre mujer, le crecen los enanos allá por donde va.

1 comentario:

Javier Cristino dijo...

Ser famoso para que todos se aprovechen de tí debe de ser muy triste. Parece mentira cómo se transforma la gente cuando ven una posibilidad para aprovecharse de los demás...

Claro que la Spears no da puntada sin hilo. Una de tantas en su curriculum.